Bio

Nace en Mendoza en 1976 donde vive actualmente. En 1995 ingresa en la Facultad de Artes y Diseño de la UNCuyo, donde comienza su trabajo en el arte. Es invitada en 2004 por Alfredo Ceverino a trabajar cuatro años en su taller. Luego decide continuar su formación de manera autodidacta  construyendo espacios de  trabajo compartido con colegas y amigas.
En permanente búsqueda, elige siempre moverse hacia lugares distintos de aquellos que la hacen sentir segura en su hacer. En 2018, decide detenerse y confrontar consigo misma, con sus propias prácticas de manera más radical, explorar hacia lo incierto. Realiza clínica durante un año con Marcela Furlani, quien escribe:

“Detrás de un planteo existencial, apuesta a la reflexión personal sostenida en los distintos medios plásticos que funcionan juntos. Asume así, la construcción de sus obras como soportes de sentido sumados a los elementos representados.
Repetición y variación, tradición y contemporaneidad en los lenguajes y materialidades, todo a la vez …Una dinámica resuelta en la búsqueda inquietante e insatisfecha , sobre lo que se transforma, permanece o existe”.

Busca en adelante que el proceso de producción quede a la vista en la conformación de sus obras, que los materiales sean significantes y significado a la vez.
En ocasiones despega a la pintura de su condición bidimensional y la despliega como elementos de volumen que juegan en el espacio.
Incorpora el lenguaje del dibujo de manera fundamental sobre distintos soportes tradicionales como papel o tela, pero también sobre muro. Incursiona en el lenguaje de la instalación y el video arte. Con su obra más reciente intenta re – significar de manera personal, el oficio de la costura, incorporando la técnica del bordado como lenguaje e imagen de obra de arte contemporánea.
Sus figuras indagan en preguntas existenciales sobre la condición humana, sobre la necesidad de establecer nuevos modos de vinculación con nuestro entorno – territorio, con nuestros semejantes y con nuestra inexorable fugacidad.
Figuras humanas de trazos realistas y casi sin referencias espacio – temporales, se presentan con sus cuerpos completos o fragmentos de ellos, o sólo sus vestimentas vacías, de los que pueden emerger otros elementos como nubes o follajes, como una metáfora de la necesaria transformación de nuestra condición y modo de vida.
La referencia a lo botánico en sus últimos trabajos es frecuente para hablar del elemento tiempo que se materializa en enredadera que crece, se multiplica, que ocupa, que retrocede, se boceta y desborda un bastidor y como analogía de la humanidad detenida buscando nuevos modos de crecer.
Cuenta con numerosas muestras individuales, colectivas y la participación y distinción en diferentes salones.
Sus obras integran colecciones privadas en Argentina, Perú, Brasil, Costa Rica, Estados Unidos, Noruega y Alemania.

Historial

“Las habitaciones difieren radicalmente: son tranquilas o tempestuosas; dan al mar o, al contrario, a un patio de cárcel; en ellas está

Paula Dreidemie-EFÍMERO-acrílico-y-tiza-sobre-tela

¡Hola mundo!

Bienvenido a WordPress. Esta es tu primera entrada. Editala o borrala, y después ¡empezá a escribir!

Contacto

[contact-form-7 404 "No encontrado"]